El pasado 11 de febrero, la Gaceta Oficial No. 12 Extraordinaria de la República de Cuba publicaba la Resolución 10/2021 del Ministerio de Finanzas y Precios, donde se fijaban los precios minoristas para diferentes medicamentos, además de modificarse algunos de los estipulados al inicio de la Tarea Ordenamiento por la Resolución 345 del Ministerio.

Esta explicaba que los medicamentos asociados al tratamiento de enfermedades crónicas, así como los productos de medicina natural y tradicional, de óptica, los elaborados por el Centro Nacional de Ortopedia Técnica y los servicios de reparación de calzado ortopédico, mantendrían sus precios minoristas y subsidiados “con el fin de evitar afectaciones a la población derivadas de la devaluación de la moneda”.

Sin embargo, la nueva Resolución establece cambios en los precios de algunos medicamentos a través de cuatro acciones. La primera de ellas consiste en la aprobación de precios minoristas de medicamentos controlados y complementarios, a los cuales se incorporan 37 fármacos, debido a que ocasionan “altos gastos por emplearse en tratamientos con periodos de duración entre uno y tres meses”, señala el texto.

También, se modifica el valor de ciertos medicamentos que no se incluyen en las categorías anteriores, en comparación con los precios que se había previsto como parte de la Tarea Ordenamiento. Asimismo, se agregan medicinas al grupo que posee un subsidio parcial por el presupuesto del Estado.

Los medicamentos controlados y los medicamentos complementarios mantienen sus precios subsidiados. En el caso de los controlados, se incorporaron medicamentos como la Amiodarona, empleada para el tratamiento de arritmias, con un precio de 2.00 pesos cubanos por un frasco de 30 tabletas; y el Propiltiouracilo, usado en pacientes con hipertiroidismo, con un valor de 0.60 CUP por dos blísteres de 10 tabletas cada una.

Entre los denominados medicamentos complementarios se incluyeron la Amantadina, utilizada en los tratamientos de la gripe tipo A en personas inmunodeprimidas y de la enfermedad de Parkinson, con un precio de 0.40 CUP por 10 tabletas de 100 miligramos; el Calcitriol, un suplemento de calcio, a un valor de 0.25 CUP por 2 blísteres de 10 cápsulas cada uno; y el Ritonavir, un antirretroviral para pacientes con VIH, a un costo de 13.85 CUP un frasco de 30 tabletas de 100 miligramos.

Otros medicamentos experimentaron variaciones en los precios estipulados para su venta a partir del primero de enero de 2021. Así, antibióticos como la Amoxicilina tuvieron un ligero aumento de 23.10 CUP a 25.00 pesos cubanos por 20 cápsulas de 500 miligramos; otros, como el Clordiazepóxido, sufrieron un aumento mayor, al pasar de 2.60 CUP por 20 tabletas de 10 miligramos a 16.70 CUP.

Al mismo tiempo, se redujeron considerablemente los precios de antinflamatorios como el Diclofenaco de sodio, de 243.35 CUP a 40.00 CUP por 60 tabletas de 100 miligramos; y de analgésicos como la Dipirona, de 47.80 CUP a 12.00 CUP por 30 tabletas de 500 miligramos.

También disminuyeron los precios de antibióticos como la Azitromicina, de 40.00 CUP a 34.00 CUP por tres tabletas de 500 miligramos, y de la Cefalexina, de 82.70 CUP a 59.50 CUP por 24 cápsulas de 500 miligramos.

No obstante, otros medicamentos no tuvieron variaciones. Dentro de ellos se encuentran la Ciprofloxacina, que se mantuvo en 24.30 CUP por 10 tabletas de 500 miligramos; el Diazepam, en 10.50 CUP por 20 tabletas de 5 miligramos; el Naproxeno, en 30.20 CUP por 40 tabletas de 500 miligramos; y el Paracetamol, en 4.50 CUP por 10 tabletas de 500 miligramos.

La última disposición de la Resolución añade cinco medicamentos al grupo de los subsidiados parcialmente. Esto significa que una proporción de su valor es cubierta por el presupuesto del Estado. De ellos, las ámpulas de vitaminas B-1, B-6 y B-12 aumentaron su precio de 8.70 CUP a 17.00 CUP, con respecto al precio de venta después del primero de enero de 2021; mientras que el valor de los otros cuatro sí se redujo. Estos son el ungüento oftálmico Cloruro de sodio hipertónico, con una variación de 210.00 CUP a 85.00 pesos cubanos; el Factor de transferencia liofilizado (Hebertrans) de 103.10 CUP a 40.00 pesos cubanos; la Inmunoglobulina humana normal de 66.40 CUP a 60.00 pesos cubanos; y el estuche con 10 ámpulas de 1 mililitro de Truabin que pasó de 396.80 CUP a 170.00 pesos cubanos.

Sobre el autor

Olivia Marín Álvarez

Olivia Marín Álvarez

Doctorante en Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma Metropolitana de Ciudad de México. Máster en Relaciones Internacionales por la misma Universidad (2018). Graduada de Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2012).

Deje un comentario