La noche del 26 de noviembre de 2020, varias personas con uniformes médicos, presumiblemente agentes de la Seguridad del Estado cubano, desalojaron por la fuerza a un grupo de huelguistas atrincherados en la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja. Los huelguistas exigían la liberación del rapero Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión por un supuesto delito de desacato.

La mañana siguiente, 27 de noviembre, una decena de artistas se plantó frente al Ministerio de Cultura de Cuba (Mincult). Sus demandas incluían la liberación de Denis Solís, respeto a los derechos a disentir y a expresarse libremente, fin de la discriminación política, de la violencia policial, entre otras cuestiones.

En la tarde, eran cientos quienes exigían ser escuchados. El viceministro de Cultura Fernando Rojas accedió a conversar con 30 de ellos, a quienes se sumaron el cineasta Fernando Pérez y el actor Jorge Perugorría.

Fuerzas represivas rodearon el lugar con patrullas, agentes uniformados y agentes de civil. No menos de 500 personas afines al gobierno, posiblemente convocadas para un acto de repudio, se concentraron en las calles aledañas a la institución.

Sobre las 11 de la noche, los 30 representantes, elegidos de forma democrática, entraron al ministerio. Afuera, nadie se movió de la calle. En las redes sociales, el hecho fue llamado “La Revolución de los aplausos”. Era un suceso inédito en la historia reciente de la isla: por primera vez en décadas tantos cubanos se reunían de manera espontánea con un objetivo común.

Cuatro horas después, de madrugada, se leyeron los acuerdos de la reunión, que incluían el respeto a los espacios independientes, y un futuro diálogo con el ministro de Cultura Alpidio Alonso, que no se encontraba en La Habana.

En los días sucesivos, las autoridades policiales mantuvieron bajo vigilancia a los huelguistas de San Isidro y a varios manifestantes del 27 de noviembre. Sin embargo, el bautizado Movimiento 27N comenzó a preparar condiciones para el diálogo prometido.

El 4 de diciembre, una nota publicada en el sitio web del Mincult afirmó que “el ministro de Cultura no se reunirá con personas que tienen contacto directo y reciben financiamiento, apoyo logístico y respaldo propagandístico del gobierno de los Estados Unidos y sus funcionarios”. El texto, además, calificó al Movimiento 27N como “carente de legitimidad y ética para emplazar a las instituciones de la cultura cubana”.

Así, quedó rota cualquier posibilidad de diálogo.

Esta serie recoge entrevistas a protagonistas de “La Revolución de los aplausos”, incluidos tres de los atrincherados en la sede del Movimiento San Isidro, que no participaron físicamente en los sucesos del 27 de noviembre porque la policía no les permitió salir de sus casas. Estos testimonios son las palabras que el Mincult y el gobierno cubano no quisieron ni quieren escuchar.

Capítulo 1. «El arte debe cuestionar al poder»

Entrevista con Tania Bruguera, artista cubana, fundadora del Instituto Internacional de Artivismo «Hannah Arendt» (INSTAR).

Capítulo 2. «Para que haya diálogo tiene que haber voluntad»

Entrevista con Fernando Pérez, director de cine y escritor cubano.

Capítulo 3. «El diálogo es el camino en la medida en que es un diálogo, no un monólogo»

Entrevista con Juan Pin Vilar, director de televisión y documentalista cubano.

Capítulo 4. «El arte tiene la responsabilidad de dejarte incómodo»

Entrevista con la actriz Lynn Cruz y el director de cine Miguel Coyula.

Capítulo 5. «Todas las personas tienen derecho a decir lo que piensan»

Entrevista con Roberto Carcassés, pianista y compositor cubano, director de la banda Interactivo.

Capítulo 6. «Que no sea limitar, sino acompañar, la función de las instituciones»

Entrevista con el músico cubano Ian Benavides.

Capítulo 7. Lo que se aparta de la justicia social no es Revolución

Entrevista con Yunior García Aguilera, actor y dramaturgo cubano.

Capítulo 8. «Libertad, creo que esa es la palabra clave»

Entrevista con Camila Acosta, periodista cubana.

Capítulo 9. «Tenemos que creer que podemos construir un país mejor»

Entrevista con Anamely Ramos, curadora de arte y miembro del Movimiento San Isidro.

Capítulo 10. «Hablé de la necesidad de vencer el recelo»

Entrevista con Daniel Díaz Mantilla, escritor y editor cubano.

Capítulo 11. «El diálogo se rompe solo si una de las partes se levanta»

Entrevista con Julio Antonio Fernández Estrada, Doctor en Ciencias Jurídicas.

Capítulo 12. «En la sociedad cubana tú ya no decides ni por tu cuerpo»

Entrevista con Adonis Milán, director de teatro.

Capítulo 13. «Hablo de la política porque la política nos afecta»

Entrevista con Maykel Obsorbo, rapero cubano y miembro del Movimiento San Isidro.

Capítulo 14. «Estamos dialogando entre cubanos y no importa si la institución quiere escuchar»

Entrevista con Luz Escobar, periodista cubana.

Capítulo 15. «Mis balas son las palabras y las imágenes»

Entrevista con Julio Llópiz-Casal, artista visual cubano.

Capítulo 16. «Nos estábamos jugando la vida porque estábamos convencidos de algo»

Entrevista con Katherine Bisquet, poetisa cubana.

Capítulo 17. «Hemos hecho como una especie de pequeño ejercicio democrático»

Entrevista con Camila Lobón, artista visual cubana.

Capítulo 18. «Se estaba defendiendo la libertad de Cuba»

Entrevista con Omara Ruiz Urquiola, académica y activista cubana.

 

*La frase que da título a esta serie de entrevistas fue compartida por primera vez por Reynier Leyva Novo el 27 de noviembre de 2020. A partir de ese momento fue retomada y compartida por usuarios en redes sociales.

Sobre el autor

Ismario Rodríguez

Graduado de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Ha colaborado en el periódico Granma, Prensa Latina, el Sistema Informativo de la Televisión Cubana, Cubadebate y OC Magazine. Ha participado en talleres de periodismo en Reino Unido, Alemania y El Salvador. Desde 2016 es miembro del equipo editorial de Periodismo de Barrio. También ha participado en producciones de cine independiente en Alma Films Producciones, como fotógrafo y realizador.

Sobre el autor

Jesús Jank Curbelo

Padre de Ignacio en 2014. Graduado de Periodismo en 2016. Ha publicado 'Los Perros' (Guantanamera, 2017) y textos en revistas y antologías fuera de Cuba. Guionista de espacios dramatizados para 'RadioArte' (2013–2015). Reportero y columnista del diario 'Granma' (2015–2018). Reportero en 'Periodismo de Barrio' y columnista en 'elTOQUE'.

Deje un comentario