“Yo vivo sola desde hace muchos años y hago una sola comida al día. Esta merienda la guardo para por la noche y me ayuda mucho tenerla”, dice la señora Olga a los jóvenes que han llegado a visitarla y a llevarle de comer. “Es bueno que los jóvenes ayuden a los caídos a que se levanten. Estoy muy agradecido”, expresa Eduardo mientras le entregan su merienda.

Otros cinco ancianos que también viven solos como Olga y Eduardo se han beneficiado de esta iniciativa impulsada desde la cafetería Juanky´s Pan. Para las entregas a domicilio han contado con el apoyo de miembros del Club de Motos Eléctricas (MEC) —formado por dueños de motos eléctricas de La Habana— y de Mandao, un negocio que ofrece servicios de mensajería. Estos proyectos se han aliado para llevar comida a adultos mayores en medio de la crisis provocada por el nuevo coronavirus.

“Es un bonito gesto, estos motoristas y Juanky´s Pan, también como los médicos, merecen nuestro aplauso de cada noche”, dijo Rolando Acosta, vecino de Mario, otro de los abuelos visitados en Marianao.

Juan Carlos Blain, líder de Juanky´s Pan, cuenta que las meriendas consisten en dos sándwiches de jamón o hamburguesas y vegetales, y dos jugos naturales de guayaba, piña o frutabomba. Las llevan envueltas en papel cartucho y dentro de una bolsa ecológica; quienes las entregan usan nasobucos y guantes como medidas higiénico-sanitarias.

“Cuando Juan Carlos nos comentó esta idea, nosotros enseguida los apoyamos y comenzamos a usar todos los medios de seguridad y protección para llevarla a cabo, explica a elTOQUE Michel Collado, comunicador del MEC.

Desde que aparecieron los primeros casos positivos a la COVID-19 en Cuba, en Juanky´s Pan pusieron en práctica un plan de contingencias y empezaron a pensar cómo ayudar al país.

Blain explica que tomaron varias medidas higiénicas para la protección de los trabajadores y de los clientes, con el objetivo de mantener sus servicios el mayor tiempo posible. También optaron por implementar un nuevo modelo de entregas a domicilio y diseñaron ofertas atractivas y con productos de fácil traslado. La idea de llevar alimentos a personas mayores de 60 años que vivieran solas fue otra de las acciones que surgieron en estas circunstancias; en coordinación con el gobierno local ubicaron a quienes más necesitaban de esta ayuda.

Considera que la experiencia ha sido satisfactoria y quisiera incentivar a muchos más cuentapropistas que hoy han tenido que cerrar por las circunstancias y no han encontrado un mecanismo en el cual insertar su trabajo y ayudar al país. “Me gustaría que esta experiencia se multiplicara y que entre todos podamos ayudarnos”.

“Nosotros nos hemos tenido que adaptar a estas nuevas condiciones, para eso hemos creado grupos más pequeños que trabajen de manera rotatoria para que no quede nadie desempleado. Hemos estado todo el tiempo modificando ideas y creando planes estratégicos por si la situación empeorase”, cuenta.

Motoristas y trabajadores de Juanky’s Pan entregan las donaciones (Foto: Hitch).

Durante los próximos días se seguirán ayudando a los casos más críticos con el apoyo de Mandao, y siempre a partir de los datos proporcionados por la instancia estatal Asistencia social. Para Carlos Arce, director de Marketing en Juanky´s Pan, ha sido excelente que emprendimientos y proyectos se hayan unido para colaborar en estas circunstancias tan difíciles.

En otras ocasiones habían protagonizado experiencias de apoyo a la comunidad; por ejemplo, cuando se agudizó la situación del transporte en septiembre de 2019, el Club de Motos Eléctricas ayudó en la movilidad de personas. “Salimos a la calle a transportar gratuitamente a quienes estaban en varias rutas. Empleamos nuestras propias motos eléctricas para promover la movilidad limpia y concientizar a la población sobre la responsabilidad que tenemos de usar adecuadamente los recursos naturales”, recuerda Michel Collado.

Además, en febrero pasado los integrantes de MEC transportaron a protectores de animales en una jornada coordinada por el proyecto CEDA (Cubanos En Defensa de los Animales), en la cual desparasitaron y alimentaron perros callejeros en varios puntos de La Habana.

También los trabajadores de Juanky´s Pan se han involucrado en iniciativas ciudadanas como la recogida de basura en playas y la ayuda voluntaria a los damnificados del tornado que azotó La Habana en enero de 2019.

“Muchos miran de manera despectiva a los trabajadores por cuenta propia, pero yo simplemente veo un grupo de amigos que se alegran del bien ajeno, que buscan mejorar la vida de alguien, que se suman desinteresadamente a estas actividades, que sacan tiempo para entregar calidad de vida a otros”, dice Michel.

En una entrevista realizada por la revista Excelencias, Juan Carlos Blain explicó que, aunque estas ayudas tienen un costo para su negocio, no es algo grande comparado con la situación que se está viviendo y con la ayuda que representa para estas personas. “No son momentos para ganar dinero, sino para ganar en unidad y en apoyo entre nosotros”.

Sobre el autor

Leydis Hernández Lima

Leydis Hernández Lima

Reportera. Colabora con plataformas como El Toque. Graduada de periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Deje un comentario