Es viernes 13 de diciembre de 2019 y todos estamos cansados. Han pasado dos semanas completas desde que Madrid recibiera a los miles de negociadores, funcionarios, periodistas, miembros de organizaciones civiles, científicos y activistas medioambientales que repletan la Feria Internacional (IFEMA) de la capital española.

La COP 25, que no pudo celebrarse en Chile y tuvo que migrar de continente, no ha tenido resultados satisfactorios. Jornadas enteras de negociaciones estancadas por intereses económicos y políticos, metas que no se han cumplido, noticias científicas alarmantes sobre los efectos a corto plazo del comportamiento actual, reclamos de los países menos favorecidos, denuncias de las comunidades originarias… ese el saldo que deja esta Conferencia por ahora.

Durante este tiempo los periodistas han perseguido a negociadores y ministros, y estos se han tratado de esquivar las preguntas sobre los avances con declaraciones vagas. Fuera de las sesiones técnicas y de alto nivel, las organizaciones civiles han presionado para que los políticos pacten los acuerdos necesarios. Pero en todo ese tiempo la COP 25 y sus negociaciones se han movido poco. O nada.

Mientras a puertas cerradas se negocia el futuro del planeta, fuera de las salas de reunión privadas se vive intensamente la COP 25. Durante estos días IFEMA se ha transformado en hervidero de nacionalidades, de acentos, de conferencias e intercambio; funcionarios de bajo y medio rango se mezclan cada día con famosos que acaparan cámaras: Guterrez y Gretha, Harrison Ford y Alejandro Sanz, Al Gore y John Kerry; en los pasillos y en los stands —con algo más de privacidad— se negocian términos de acuerdos, los países se alinean en bloques, se consultan las futuras declaraciones y posturas…

En IFEMA, por ajetreo que todos llevan, pareciera que el mundo avanza más a prisa, que la COP ha hecho mucho y en muy poco tiempo. Pero el verdadero ritmo de la Conferencia se marca a puerta cerrada, midiendo cada palabra en los textos. Y es un compás muy lento.

La participación de los jóvenes y los pueblos originarios ha sido un punto de presión social notable en la COP 25 (Foto: Julio Batista).

La participación de los jóvenes y los pueblos originarios ha sido un punto de presión social notable en la COP 25 (Foto: Julio Batista).

El humor también consiguió su espacio: Fossil of the Day es el premio entregado a aquellos países que más retardaban las negociaciones. No sorprende el podio (Foto: Julio Batista).

El humor también consiguió su espacio: Fossil of the Day es el premio entregado a aquellos países que más retardaban las negociaciones. No sorprende el podio (Foto: Julio Batista).

Representantes de todo el mundo han estado presentes en las negociaciones sobre el cambio climático en Madrid (Foto: Julio Batista).

Representantes de todo el mundo han estado presentes en las negociaciones sobre el cambio climático en Madrid (Foto: Julio Batista).

Cualquier sitio es bueno para trabajar en la COP 25 (Foto: Julio Batista).

Cualquier sitio es bueno para trabajar en la COP 25 (Foto: Julio Batista).

En Madrid no se dejaron de lado las discusiones sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenibles planteados por la ONU (Foto: Julio Batista).

En Madrid no se dejaron de lado las discusiones sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenibles planteados por la ONU (Foto: Julio Batista).

Parte de la sentada protesta organizada por el movimiento Fridays for Future, dentro de las instalaciones de IFEMA este viernes 13 de diciembre (Foto: Julio Batista).

Parte de la sentada protesta organizada por el movimiento Fridays for Future, dentro de las instalaciones de IFEMA este viernes 13 de diciembre (Foto: Julio Batista).

Los pabellones nacionales, como el de la India, sirvieron también como puente cultural para acercar a los asistentes a la Conferencia (Foto: Julio Batista).

Los pabellones nacionales, como el de la India, sirvieron también como puente cultural para acercar a los asistentes a la Conferencia (Foto: Julio Batista).

Líderes femeninas de los pueblos originarios fueron muchas veces las encargadas de representar a sus comunidades (Foto: Julio Batista).

Mujeres líderes de los pueblos originarios fueron muchas veces las encargadas de representar a sus comunidades (Foto: Julio Batista).

John Kerry. El ex secretario de Estado Jonh Kerry fue uno de los políticos norteamericanos que llegó hasta Madrid bajo el lema We are IN, que sirve también de nombre al movimiento civil estadounidenses que rechazan la decisión de abandonar el Acuerdo de París (Foto: Julio Batista).

John Kerry. El ex secretario de Estado Jonh Kerry fue uno de los políticos norteamericanos que llegó hasta Madrid bajo el lema We are IN, que sirve también de nombre al movimiento civil estadounidenses que rechazan la decisión de abandonar el Acuerdo de París (Foto: Julio Batista).

La COP 25 también se convirtió en un espacio para los pueblos de Oceanía puedan mostrarse al resto del mundo en toda su diversidad cultural (Foto: Julio Batista).

Sobre el autor

Avatar

Julio Batista Rodríguez

La Habana (1989). Desde 2015 forma parte del equipo fundador de Periodismo de Barrio, donde integra el Consejo Editorial y se desempeña como periodista. Recibió el Premio Iberoamericano de Periodismo Rey de España 2017 en la categoría de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en 2013. Como profesional laboró en el Periódico Trabajadores (Cuba, 2009-2016) y como asesor de programación del canal nacional de televisión Tele Rebelde (Cuba, 2014-2016). Además ha publicado en las revistas Cubahora, On Cuba, Progreso Semanal, El Toque, Cuba Contemporánea, Postdata, el Laboratorio de Ideas Cuba Posible, el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, el periódico alemán Taz. Actualmente se mantiene como colaborador de Radio Francia Internacional.

Deje un comentario