Son las 10 de la mañana del domingo 17 de marzo. A esa hora habían confirmado estar en la desembocadura del río Almendares más de 500 personas, según el evento creado en Facebook bajo el nombre “Reto Basura”. Pero a las 10 no pasan de una veintena los presentes. Entre ellos está Lonier Torres, el organizador del evento, quien ha invertido, para la ocasión, en guantes, sacos y conexión a Internet. Podría pensarse que Lonier busca emular el trashtag challenge que inunda las redes sociales en la última semana. Lo cierto es que este ha sido el detonante que necesitaba para lograr llegar a más personas y hacer viable un proyecto que concibió hace algún tiempo y para el cual no ha conseguido aún el apoyo financiero necesario.

Lonier creció cerca del río Almendares y con los años ha visto cómo sus riberas se llenan cada día más de plásticos; luego de haber buceado con frecuencia en el litoral habanero se dio cuenta de que necesitaba potenciar un cambio. El trashtag challenge es el fenómeno necesario para sumar personas a su proyecto. Con él, pretende organizar brigadas voluntarias de limpieza quincenalmente e ir limpiando lugares con alta concentración de desechos.

Esta es, según sus planes, la primera acción. A medida que pasan las horas se suma más gente y disminuye la basura. En el momento de mayor concurrencia podrían estimarse unos 40 participantes. Entre todos han logrado un cambio muy visible en esta ribera que cuatro horas después luce libre de plásticos, papeles, vidrios y metales. Si este es el poder de acción de algo más de 40 personas, Lonier se pregunta cuál será el de 500.

Así lucía parte de la desembocadura en el momento de iniciar la limpieza (Juan Camilo Cruz).
A la recogida asistieron también otras asociaciones como Casiguaguas (Juan Camilo Cruz).
En esta ocasión, los desechos recogidos se trasladaron a depósitos de basura (Juan Camilo Cruz).
Muchos de los participantes eran vecinos de la zona (Juan Camilo Cruz).
Servicios Comunales fue el encargado de trasladar la basura que los voluntarios recogían (Juan Camilo Cruz).
Entre los participantes se encontraban algunos extranjeros (Juan Camilo Cruz).
Esta parte de la ribera del Almendares, frente al club Johnny, es uno de los puntos donde más se acumula la basura (Juan Camilo Cruz).
A los desechos que arrastra el río se les suman otros que la gente arroja directamente y muchos escombros (Juan Camilo Cruz).
Esta basura es el resultado de años de acumulación (Juan Camilo Cruz).
Con cada crecida del río muchos de los plásticos que arrastra quedan estancados en las riberas (Juan Camilo Cruz).
Debido al retraso de los camiones de Comunales, los voluntarios debieron acumular la basura en un punto para su recogida (Juan Camilo Cruz).
Algunos de los participantes, momentos antes de subir a un camión los últimos restos de basura (Juan Camilo Cruz).

Sobre el autor

Avatar

Juan Camilo Cruz

Juan Cruz Rodríguez nació en Madrid el 7 de enero de 1991, pero a muy temprana edad se mudó con su familia a Cuba. A los 17 años empezó su primeros acercamientos a la fotografía enfocada en el retrato documental. Dos años después, realizó su primera exposición individual la cual ha sido seguida por otras personales y varias colectivas en Cuba, Estados Unidos y España. Ha publicado en varios medios cubanos e internacionales como Juventud Rebelde, BBC o Univisión. Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad de La Habana y tiene un máster en Dirección de Arte en CICE Madrid.

Un comentario

  • Bravo por esta iniciativa. También nos invade la tristeza cuando vemos parte de ese mismo río, cercano al vertedero provincial de la Calle 100 convertido en ciénaga, un lugar donde nadaban niños y peces ya es un lodazal de basura y desechos de las fábricas cercanas.

Deje un comentario