Autor: Jesús Arencibia Lorenzo

Pocero

Como el agua era uno de los bienes más escasos de la zona, Tío Gilberto se hizo también pocero, o marcador de pozos, para ser más exacto.