El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) lleva a cabo ensayos clínicos para evaluar posibles tratamientos contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Se trata de estudios con dos medicamentos nacionales: la vacuna CIGB 2020 y el HeberFERON.

Según el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, ambos experimentos se ejecutan con financiamiento nacional y se encuentran en estado de reclutamiento de voluntarios.

CIGB 2020

El estudio tiene como objetivo evaluar la seguridad y efectividad de la vacuna CIGB 2020, “un compuesto capaz de inducir la activación de múltiples receptores del sistema inmune innato, relevantes para la detección del coronavirus SARS-CoV-2 en las primeras etapas de la infección”, explica el informe.

Añade que tomará como muestra a 80 pacientes de ambos sexos, mayores de 60 años, definidos como contactos o sospechosos de infección por SARS-CoV-2, que no padezcan de enfermedad pulmonar establecida, neumonía definida por imagenología, alergia a alguno de los ingredientes de esta vacuna, entre otros.

El estudio se realizará en dos grupos: un Grupo Control, al que se le asigna el tratamiento de base (convencional) previsto en el hospital para el manejo de este tipo de pacientes; y un Grupo Experimental al que, además, se le administrará la CIGB 2020 por vía nasal (con reactivaciones en el primero, séptimo y decimocuarto días) y por vía sublingual (una dosis diaria durante dos semanas).

De tener resultados positivos, “el tratamiento permitirá prevenir, detener o revertir los eventos inmuno-patológicos que se generan por el virus y reducir la proporción de pacientes que progresan a estado crítico o terminal”.

La fecha de terminación prevista para este ensayo es el 15 de julio próximo, y sus resultados serán publicados un mes después. 

Estudio Esperanza

Su objetivo es evaluar el efecto y seguridad del HeberFERON en pacientes infectados con el coronavirus SARS-CoV-2, y si este tratamiento resultará superior al que se realiza con Heberon Alfa R.

Ambos medicamentos son variantes del Interferón: Interferón alfa gamma recombinante e Interferón alfa 2b humano recombinante, respectivamente.

Según el informe, el estudio se efectuará en dos grupos: un Grupo A, al que se aplicará HeberFERON por vía subcutánea, dos veces por semana durante tres semanas consecutivas; y un Grupo B (Control), que recibirá Heberon Alfa R por la misma vía, tres veces por semana durante tres semanas consecutivas.

“Como parte del protocolo de actuación previsto en el país para casos positivos al SARS-CoV-2 en exudados nasofaríngeos, los pacientes recibirán de base, además del Interferón según grupo de estudio, tratamiento con caletra, cloroquina, azitromicina o rocefin, en dependencia de la magnitud de los síntomas respiratorios”, subraya el documento.

El ensayo tomará como muestra a 120 pacientes mayores de 19 años, que no presenten enfermedades crónicas descompensadas en el momento de la inclusión (hipertensión arterial grave, cardiopatía isquémica, diabetes mellitus), ni padezcan trastornos serios de la coagulación, entre otros.

Como resultado, se espera que los pacientes tratados con HeberFERON logren reducir el tiempo hasta la negativización del virus, con un 20 % de superioridad respecto al grupo tratado con Heberon.

La fecha de terminación prevista para este ensayo es el 30 de julio próximo, y sus resultados serán publicados un mes después.

Sobre el autor

Jesús Jank Curbelo

Jesús Jank Curbelo

Padre de Ignacio en 2014. Graduado de Periodismo en 2016. Ha publicado 'Los Perros' (Guantanamera, 2017) y textos en revistas y antologías fuera de Cuba. Guionista de espacios dramatizados para 'RadioArte' (2013–2015). Reportero y columnista del diario 'Granma' (2015–2018). Reportero en 'Periodismo de Barrio' y columnista en 'elTOQUE'.

Un comentario

Deje un comentario