Todos los años que llevo fotografiando ancianos “luchadores” no han terminado de endurecerme la mirada. No logro conformarme con la situación, siempre me conmueve. Siento que les fallamos como sociedad, todos.

Son luchadores. Unos trabajan porque desean sentirse útiles, otros para compensar una jubilación que no alcanza, otros porque no tienen apoyo familiar y otros porque no les queda más remedio. A lo largo de los años he visto caras conocidas, otras nuevas y, tristemente, he dejado de ver a muchos.

Es solitario el oficio de viejo luchador, ocupa una breve ventana de tiempo al final de la vida. Un buen día faltan al trabajo, quizás retornen, pero es el principio del fin. Su espacio pronto será ocupado por otro necesitado que a su vez continuará luchando, sin el empuje de su perdida juventud, ante la vista de una muchedumbre imperturbable.

La manisera Amanda Gautier apareció como personaje en Suite Habana, de Fernando Pérez (Foto: Chris Erland).

Barrendero, Centro Habana (Foto: Chris Erland).

Revendedor de periódicos, Habana Vieja (Foto: Chris Erland).

Compran el periódico a 20 cent. para revenderlo a 1 CUP, a los turistas en CUC (Foto: Chris Erland).

Recolector de materias primas, Guanabacoa (Foto: Chris Erland).

Revendedora de confituras (Foto: Chris Erland).

Manisera, calle Obispo (Foto: Chris Erland).

Revendedor de periódicos, Habana Vieja (Foto: Chris Erland).

Manisera, calle Obispo (Foto: Chris Erland).

Años después, la misma manisera en el portal del Museo Nacional de Bellas Artes (Foto: Chris Erland).

Sobre el autor

Chris Erland

Chris Erland

Fotógrafo y realizador independiente. Graduado en Artes Plásticas en la Escuela de Instructores de Arte. Graduado en la especialidad de Fotografía por la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) de la Universidad de las Artes.

Un comentario

  • Vivo en Buenos Aires y cada vez que un hombre joven y fuerte me pide limosnas pienso en los ancianos que día a día salen a trabajar de lo que pueden.

Deje un comentario