Más de 50 kilogramos de residuos de hidrocarburos retiró Reinaldo Cid para realizar su obra Capital (2008-2012), expuesta en el marco de la 11 Bienal de La Habana. En gran medida una ironía, esta obra hace alusión al capital económico que generan esos residuos. El artista, tras haberlos retirado, los fundió y con ello construyó lingotes, con la misma forma de lingotes de oro, para luego exponerlos como una obra de arte. Así, creó un valor económico con algo desechado luego de haberse agotado su valor. Estos lingotes eran el desecho del capital y han sido reinsertados en el mercado. De esta manera, se denuncian las consecuencias ecológicas de las sociedades de consumo actuales y, concretamente, la contaminación en la Bahía de La Habana.

La obra se puede pensar en el marco del llamado arte ecológico, movimiento que lamentablemente no tiene muchos suscriptores en Cuba, un país en el que el arte podría desempeñar un papel importante hacia el cuidado del medio ambiente. Además del impacto simbólico, Capital tiene un impacto ambiental y social, pues la recogida de los materiales necesarios para su realización requirió varias semanas de limpieza.

Es esta una obra que nos invita a la reflexión sobre las consecuencias de nuestro consumo y sobre el estado de la ciudad en que vivimos, su presente y futuro.

Sobre el autor

Reinaldo Cid

Reinaldo Cid

Artista visual egresado del Instituto Superior de Arte (ISA). Sus trabajos se desarrollaron inicialmente utilizando la escultura y la instalación como soportes de sus investigaciones. Desde hace varios años se ha concentrado en la fotografía como principal expresión. Su obra se ha expuesto en diferentes galerías e instituciones nacionales e internacionales. Obtuvo la Beca Raúl Corrales que otorga la Fototeca de Cuba en el año 2013. Ha publicado en revistas especializadas como Artecubano y Artoncuba, además del libro “The Light in Cuban Eyes: Lake Forest College's Madeleine P. Plonsker Collection of Contemporary Cuban Photography” (2015).

Deje un comentario